Tengo la fortuna de conocer muchas Mujeres Importantísimas y trabajar con ellas en sesiones de coaching, la verdad es que te puedo decir que en general son mujeres muy aguerridas, valientes, capaces… la mayoría han vivido algún par de situaciones difíciles de las cuales han salido adelante por ellas mismas, muchas han hecho cosas extraordinarias en su vida… al conocerlas y escuchar sus historias podrías pensar que lo que menos tienen en la vida es miedo.

Pero lo tienen, todas tenemos algún miedo en nuestra mente. Nadie es inmune al miedo.

El miedo es un intento mental de controlar eventos negativos que podrían llegar a presentarse en nuestra vida. El miedo existe solamente en nuestra mente, sin embargo, puede llegar a sentirse muy real e incluso puede llegar a paralizarnos, sobre todo si continuamos alimentándolo.

El miedo va transformándose en preocupación que desgasta nuestra energía de manera considerable.

“La preocupación es el peor uso que podemos hacer de nuestra imaginación” Matthieu Ricard.

Hace un par de meses una muy buena amiga se hizo unos análisis médicos, su doctor decidió mandar a hacerle un check up completo, solamente quería descartar enfermedades que podrían estar causándole tal agotamiento.

Se los hizo, los resultados tardaban una semana, me llamó aterrada.

– ¿A qué le tienes miedo? Le pregunté.

– ¡A que alguno de los análisis salga positivo y tenga algo grave sin cura!

Su miedo era genuino, no conozco a nadie que no se asuste ante la posibilidad de tener una enfermedad grave sin cura y también es difícil la espera de resultados de laboratorios.

 

– ¿Qué probabilidades hay de que tengas algo grave y qué probabilidades hay de que no tengas algo grave?

– 50% y 50%

Cuando tenemos miedo tendemos a pintar un panorama completamente negro, en el mejor de los casos podemos pintarlo blanco y negro (50%-50%) aun así decidimos seguir enfocándonos en ese 50% negro.

-Pero hay más posibilidades, le dije. Podrían encontrar algo que no sea grave y que sea curable, algo que no sea grave y que no sea curable, algo que sea grave y que sea curable… por supuesto también pueden no encontrar nada, y si existe la posibilidad de que sea algo grave y no curable… hay 20% de probabilidades para cada posibilidad, lo cual quiere decir que el 80% de tus escenarios no son el que más temes.

-No lo había pensado así, me contestó.

Hace sentido ¿cierto?. Le propuse que se enfocara en ese 80% en lo que le entregaban sus análisis, se quedo más tranquila. Sus análisis salieron perfectamente normales.

Los eventos negativos pueden o no presentarse en nuestra vida y no podemos controlarlos en la mayoría de los casos.

Los miedos crecen solo si los alimentamos, si dejamos a nuestra mente enfocarse solo en el negro, hay blanco, hay negro y hay un montón de grises.

Y tú ¿A qué le tienes miedo?

Atrévete.

mayda@mujeresimportantisimas.com