Las mujeres tenemos una intuición súper desarrollada, simplemente recuerda todas las veces que sientes algo o lo piensas y en seguida o días futuros pasa, más cuando tenemos una conexión muy fuerte de amor (como a la pareja o familia)

Siempre se ha dicho que las mujeres son más intuitivas que los hombres. Pero, ¿realmente existe la intuición femenina? Estuve investigando y algunos artículos me llevan a un estudio, que realizaron la Universidad de Granada, Pompeu Fabra de Barcelona y Middlesex University de Londres.

En este estudio el equipo de científicos afirma que las mujeres somos más intuitivas que los hombres debido a un componente biológico (relacionado con la menor exposición prenatal a la testosterona en el vientre materno) que nos predispone a ser más intuitivas y menos reflexivas que éstos durante sus vidas. Los hombres, que reciben más testosterona prenatal, son por ello más arriesgados y menos empáticos que las mujeres.

Por tanto, las mujeres comparten el pensamiento intuitivo, aquel que se procesa de forma automática e inconsciente y, los hombres, comparten el pensamiento reflexivo, que requiere de un análisis consciente y de mayor esfuerzo. Eso si ninguno es mejor que otro, ya que, en unas ocasiones “dejarse llevar por la intuición” nos llevará a tener éxito y en otras tal vez no.

Y además de estos estudios hay información que nos lleva incluso a la física cuántica, que dice a grandes rasgos, que cuando no sabes qué hacer o estás con nervios sobre una situación futura simplemente déjaselo a tu cuántico que es como tu yo interno, ya que todas esas situaciones ya las viviste alguna vez.

Suena loco pero sólo medita las veces en que te acostaste por las noches y sólo pediste que al día siguiente tuvieras una solución y al levantarte ahí estaba. Esto se reduce a que confíes en lo que tu corazón no le des tanta vuelta a tu razón.

Recuerdo a mis papás cuando tengo alguna duda o inseguridad, lo primero que me dicen es que más allá de todos los consejos que puedan darme, siempre le haga caso a mi intuición.

Así que una ventaja más de ser mujeres y emocionales, al final a veces no es necesario dejar que la razón decida.

tania@mujeresimportantisimas.com