Sabemos que nuestras amigas saben aprovechar su intuición, al punto que logran afinarlo a lo largo del tiempo con increíble precisión. Ahora, de nuestro lado también hemos percibido en diferentes ocasiones que si tenemos intuición, pero quizás más enfocado al lado profesional identificando oportunidades de negocios, incorporando una persona a nuestro equipo de trabajo, etc.

En mi experiencia, ha sido muy interesante asimilar esta capacidad y llevarla a la vida en casa, nuestra familia.

Los #monstricos me han ayudado en este proceso y me han guiado de la mejor manera posible en entender que esa voz interna que habla cuando estas conectado a tu corazón, nunca se equivoca. Eres tú mismo, desde una perspectiva diferente, aislado de todos los influenciadores y distractores de nuestra rutina y nos ayuda a establecer una conexión mas natural con nuestros pequeños, igual a la conexión que logramos en nuestra vida profesional y a la que estamos relativamente mas acostumbrados.

Y fue precisamente hablando con ellos, cuando entendí la capacidad que tenemos desde muy pequeños de escuchar nuestra voz interna, pero con el tiempo la vamos distorsionando, aislando, hasta el punto de pasarla por alto por completo, sin ninguna razón lógica. Solamente, porque la cabeza toma control de nuestras acciones, pero de niños, nuestra conexión con nuestro corazón se encuentra en el estado ideal, tenemos total libertad de dejarnos llevar hacia lo que queremos sin pensar mucho en consecuencias, no las conocemos todas, no las necesitamos.

Sabemos que alguien está pendiente de nosotros.

A partir de ese día encontré que existe un camino muy difícil que recorrer en nuestra vida. Nuestra capacidad de encontrar un equilibrio interno en el que podamos balancear nuestra conexión con nuestro corazón y nuestra experiencia.

Lo difícil empieza en saber reconocer las limitantes reales y las creadas.

No hay duda, que cuando escuchamos nuestro corazón, sabremos perfectamente si es una limitante real o es una limitante que nuestra mente colocó en el camino para detener nuestro avance. Sabemos identificarlo muy fácil cuando estamos en puerta de cambiar de trabajo o tomar una posición de mayor responsabilidad, usualmente esa inseguridad comienza con nuestra mente y es cuando escuchas tu corazón que logras ver la misma situación desde otra perspectiva totalmente diferente. Eres un ganador, porque los miedos siempre van a existir, pero son para vencerlos y disfrutes el momento después de atravesarlos. Ahí es donde comenzarás a encontrar ese equilibrio. La intuición.

Johann Romero

contacto@mujeresimportantisimas.com