La agresión tiene muchas formas de expresarse………… a veces es “por debajo del agua”… es decir, pasiva.
Tal vez no eres una mamá que cuando pierde el control agrede físicamente a sus hij@s, sin embargo, en ocasiones podemos llegar a ser agresivas pasivas con ell@s y el impacto puede ser mayor que una nalgada, golpe o pellizco.
Cuando estamos cansadas, con sueño y nuestros hij@s hacen algo incorrecto, nos puede salir la malvada que todas llevamos dentro, y podemos hacerles comentarios como: “pero eres un tonto, SIEMPRE tiras la leche…”  cuando decimos estos comentarios de una manera sarcástica y con tanto juicio, el mensaje que le estamos enviando a nuestos hij@s es de “eres un ser que NO hace bien las cosas….” 
Tenemos que estar conscientes que debemos separar el SER del HACER, si mi hijo tiene su cuarto tirado y desordenado, hay que enfocarse en los hechos, no en el SER de nuestro hijo, y decirle: “Tu cuarto está desordenado, hay ropa por todas partes, en lugar de decirle ERES un desordenado.
Si separamos el SER del HACER y nos enfocamos en la conducta y en los hechos, no les hablaremos de manera agresiva y no enviaremos mensajes agresivo pasivos a  nuestros hijos, los cuales afectan enormemente su autoestima.
La agresión es pasiva, es un poco más difícil de eliminarla, ya que justamente no se ve, por ejemplo cuando nuestros hij@s están molestándose y uno de ellos cuando se enoja suelta un golpe, generalmente es a él a quien regañamos, al que soltó el golpe, por qué, pues porque esa agresión sí se ve. Pero tenemos que tener cuidado, por que muchas veces en esta dinámica entre hermanos, puede ser que nuestra hija haya sido quien fue agresiva pasiva con toda la intención de que regañemos a su hermano.
Cuando hay conflictos entre hermanos, no siempre vemos exactamente qué pasó, por eso debemos de actuar con la mayor neutralidad posible. Cuando suceda un conflicto lo ideal es que les digamos “basta los dos” evitar mencionar el nombre de ninguno de los dos, ya que cuando lo hacemos, entonces es como si estuviéramos tomando partido y ahí siguen los conflictos y las peleas entre herman@s.
Lo mejor en ese momento es separarlos por un rato hasta que se calmen las cosas y luego intentar que vuelvan a estar juntos. Así romperemos la dinámica que se ha establecido entre ellos para que su relación sea distinta.
Si quieres una sesión individual de asesoría con respecto al tema contáctame: