Casi todos nosotros venimos de infancias en las que se usó la famosa “chancla”…….. o una nalgada, un pellizco o un grito. Nuestros padres con su mejor intención y su propia experiencia, intentaron con ese tipo de formas educarnos, e inculcarnos valores, y seguramente lo hicieron muy bien y hoy eres una persona responsable, ética, honrada y con muchas cualidades más………
Pero yo te pregunto: ¿Cuántas veces sentiste cuando eras niñ@ que odiabas a tus papás cuando te pegaban, cuando te gritaban, cuando te humillaban………? y estoy segura que muchas veces te dijiste a ti mism@ “NUNCA voy a tratar así a mis hij@s”….sin embargo lo has hecho alguna vez……
No se trata de juzgarnos o sentirnos culpables, eso no sirve de mucho, de lo que se trata es de que puedas vivir una maternidad/paternidad más sana.
¿A qué me refiero con un maternaje / paternaje no tóxico? A una forma en la cual lo puedas hacer distinto a como fue en tu niñez, distinto al mensaje que la cultura nos manda, existe esta creencia de que “los niñ@s tienen que sufrir para que aprendan” y si nos ponemos a analizar esto NO es así………y no TIENE QUE SER ASÍ.
Recuerda todas las cosas que han aprendido tus hij@s, a hablar, caminar, los colores, los números, a peinarse, abrocharse las agujetas, a leer, a rezar, a usar la computadora, a abrazar a alguien cuando llora, a querer a los animales…… TODO ESO LO APRENDIÓ GRACIAS A TU EJEMPLO, PACIENCIA, GUÍA y ACOMPAÑAMIENTO con AMOR.
Imagínate si te dijeran que cuando tu hijo está aprendiendo a caminar y se cae le tienes que dar un chanclazo o una nalgada para que no se vuelva a caer…..lo harías? te hace sentido?………
Pues lo mismo pasa con los sentimientos, las emociones, los valores, la ética, la integridad y los principios. Podemos hacerlo desde otro lugar, SIN AGRESIONES, no puedo enseñarle a un niñ@ que sea amable con los demás si yo lo ataco, lo humillo o lo lastimo, es incongruente. Un niño que “aprende” con agresión, replicará agresión hacia los demás en algún momento de su vida.
Tu puedes comenzar hoy, a desintoxicarte de una educación basada en la agresión, la amenaza y el miedo.  Empieza por tomar consciencia de ello, no por que “todo mundo lo haga” está bien agredir a nuestros hij@s.
Puedes ponerlo en práctica poco a poco, cuando pase algo que te haga perder el control y te den ganas de gritarles, pegarles o aventarles la chancla puedes usar esta frase y repetirla como un  mantra “no voy a agredirlos, voy a dar una respuesta más elevada que la agresión”….. repetir esto como mantra nos ayuda a distraer a la mente para que reaccionemos por impulso, si puedes vete al baño, salte del cuarto, retírate para distraer el impulso y puedas resolverlo y poner la consecuencia que tengas que poner, pero DESDE OTRO lugar…. no desde la agresión.
Hoy podemos hacerlo diferente…..
Si necesitas ayuda contáctame