Muchos son los perritos en situación de calle en nuestro país, desgraciadamente la falta de responsabilidad y compromiso de las personas hace que este problema empeore día a día, sin embargo, la conciencia de muchos de nosotros cada vez es mayor y hemos decidido asumir el compromiso de mejorar esta situación ayudando a estos pequeños, sin embargo antes de hacerlo es muy importante ser realistas y conscientes de nuestras posibilidades, pues aunque no lo creas, en ocasiones llega a ser mejor comprometernos a que siempre tengan agua y comida aunque estén en la calle que recogerlos, llevarlos a casa,  y al paso del tiempo darnos cuenta que no podemos seguir cuidándolos y regresarlos a donde estaban sin tomar en cuenta que para ellos, ya somos su familia.

Si ya has decidido llevarlo a casa, toma en cuenta lo siguiente:

·         Aliméntalo bien y varias veces al día, seguramente tendrá mucha hambre después de andar en la calle comiendo cualquier cosa.

·         Ofrécele una cama calientita, bastará con algunos trapos viejos pero limpios.

·         Llévalo al veterinario de ser posible de inmediato, desparasitarlo y comenzar con su esquema de vacunas así como programar su esterilización son pasos clave para comenzar a mejorar su salud y calidad de vida

·         En cuanto el veterinario te lo indique, báñalo y llévalo a la peluquería sobre todo si es de pelo largo, esto ayudará a evitar o mejorar cualquier problema de piel que pueda presentar.

Ten presente que el abuso físicos o psicológico sufrido por un perro pueden tener fuertes consecuencias en él, por ello, es indispensable un proceso de rehabilitación en el que nosotros jugamos un papel fundamental, aquí te comparto algunas acciones que puedes llevar a cabo.

Procura ser la única persona que se encargue de los cuidados básicos del perrito, esto favorecerá que poco a poco empieces a ganarte su confianza.

Cuando estés con él, procura que tus movimientos no sean bruscos y que tu voz sea dulce, esto también favorecerá la confianza del pequeño y empezará a acostumbrarse a ti.

Establece horas para sus paseos diarios y horario de comidas, has lo posible por respetarlo, así tu perro se adaptará mejor a su nueva familia.

Asígnale una habitación o espacio propio al pequeñito durante sus primeros días en casa, esto también le ayudará a recuperar la confianza.

Programa paseos al aire libre, le ayudarán a relajarse y bajar la tensión.

Recuerda que un perro que ha sufrido maltrato físico o psicológico puede buscar huir, por lo que  es importante que utilices una correa extensible durante los primeros paseos.

Por último, no me resta más que felicitarte por haber tomado la decisión de rescatar a un perrito, sin duda alguna es hora de actuar debemos dejar de decir  “pobrecito, ojalá alguien lo ayude”, “yo lo quisiera ayudar pero no tengo espacio ni dinero” o “Dios los bendiga por su hermosa labor yo también quisiera ayudar pero me es imposible”, todas ellas son frases inútiles, siempre es posible actuar más y hablar menos, invita a la gente cercana a ti, TODOS podemos ayudar de una u otra forma, desde compartir en nuestras redes sociales las publicaciones de otras personas a cerca de  mascotas perdidas, disponibles para adopción o que necesitan tratamiento, hasta brindar tu casa como hogar temporal para un rescatado, haciendo conciencia en la gente de ADOPTAR Y NO COMPRAR, de mostrar tu posición en contra del maltrato animal  y sensibilizar  a las personas  sobre la protección animal ya que es responsabilidad de todos, no solo de las fundaciones y por último y quizá la más importante ESTERILIZANDO a las mascotas y comunicando a los demás la importancia de hacerlo con las que tienen en casa.

 

Maru Arroyo

Perritos Inn

https://www.facebook.com/PerritosInn/?fref=ts