Realmente la tragedia vivida el  martes 19 de septiembre de 2017 nos hace reflexionar en cuanto a cómo estamos preparadas para afrontar un desastre de esta naturaleza, desde mantener la calma en un suceso tan desesperante como lo es un temblor, hasta tener paciencia en los momentos posteriores al acontecimiento.

Hoy, Mujeres Importantísimas quiere dedicar este articulo a todas nuestras guerreras mexicanas que están pasando muchas de ellas por una de las batallas más grandes, y justo ahora no podemos tener mejor ejemplo de paciencia como el que nos están dando ellas. Porque, aunque la intranquilidad está a flor de piel, y los corazones quebrados de una entera nación, se necesitan absorber las desilusiones más intrépidas de los sinsabores que un día de repente sin avisar puede traerte.

Es la dulzura de la esperanza, que convierte tu paciencia en fortaleza para emanarla, y no solo para ti, sino para todos los que te rodean, y es que momentos así­ nos enseñan que no hay rico ni pobre, no hay izquierda ni derecha, ni más ni menos. Todos somos iguales ante la naturaleza.

Me gustaría que todas estemos consientes que somos esperanza viva, que si podemos leer esto somos parte también del inestable milagro que tenemos llamado vida, que por ser mujeres mexicanas poseemos el perfecto poder del inexhausto vigor para volver a levantarnos después de trágicos crepúsculos, porque eventos como este solo nos permitirá adquirir una raíz más sólida  que derrocha ayuda y amor en forma de flores jamás marchitas, somos la chispa del brillo interminable cuya hermosa luz es capaz de iluminarnos en penumbras y compartir esa llama para encender a los demás.

Somos la perfecta expresión en todo lo que hemos de creer y confiar. No sucumbimos ante el desconsuelo, ni nos agobiamos ante el desaliento porque sabemos perfectamente que la prosperidad nos aguarda de nuevo.

 

Todos necesitamos de una Mujer Importantísima como tú, puedes ayudar, recuerda que todo suma.

#FUERZAMEXICO

Daniela Villaseñor

contacto@mujeresimportantisimas.com