La vida nos da la oportunidad de elegir herman@s de corazón…… conocí a Ví­ctor hace 25 años, es amigo de la infancia del papá de mis hijos, y su amistad de tantos años se convirtió en hermandad. Cuando conoció a Anabella recuerdo perfecto que me dijo: “flaca, acabo de conocer a la mamá de mis hijos…..” Y así­ fue…… Anabella y yo nos volvimos amigas, posteriormente hermanas y además comadres !

Son una de las parejas que más admiro, porque ambos han hecho cosas maravillosas juntos, se percibe claramente que van de la mano en cualquier circunstancia. Tienen dos hijos, una niña y un niño, Diego tiene sí­ndrome de Asperger.

Me encantarí­a contarles más sobre ellos como pareja, porque son un GRAN ejemplo a seguir, pero esa será otra entrevista…… Hoy les comparto el testimonio de mi hermana, amiga, comadre, sobre lo que ha sido para ella este camino como mamá.

Cuéntanos un poco de ti­.

Soy una mama (de dos niños) y esposa como cualquiera, voy y vengo todo el santo dí­a y me faltan horas para hacer mis cosas; Me gradué en leyes, no me gusta hacer ejercicio aunque lo necesito, tengo 3 perros, mastico chicle todo el dí­a y hago bombas, me gusta hablar las cosas de frente, no me gusta el drama, y Trato de ser optimista siempre y positiva, y definitivamente eso ha sido de gran ayuda para enfrentar los retos diarios, tanto de una condición como el autismo como en la vida, y si eres positiva acabas siendo fuerte de alguna manera.

 

¿Por qué es importante que la sociedad sea incluyente?

Porque es lo justo, no puedo ser más precisa!! Todos somos iguales sin importar si somos ricos o pobres, blancos, cafés, negros o amarillos, si somos mujeres u hombres, viejos o niños, capaces o incapaces. ¡No deberí­amos estar hablando de “inclusión” porque eso habla de una sociedad que no es igualitaria ni equitativa, de una sociedad que relega, que segrega, que escoge!

¿Quiénes somos nosotros para rechazar o juntar a alguien solo por tal o cual cosa?

Pensemos en nosotros mismos cuando éramos niños, todos pasamos por un momento al menos que fuimos rechazados y  nos acordamos de eso, de ese sentimiento amargo de no ser incluidos, de no ser aceptados!! ¿Porqué ahora que somos adultos lo permitimos?

Somos hipócritas como sociedad al hablar de inclusión, porque somos nosotros quien le enseñamos a nuestros hijos eso, quienes predicamos con el ejemplo a nuestros iguales, somos nosotros como sociedad quienes marcamos como y a quien tomamos en cuenta, como y a quien le damos voz.

 

¿Qué has descubierto de ti en este proceso?

He descubierto en mi una fuerza más allá de la que pensé que tendría, he descubierto que puedo trabajar todos los dí­as mi paciencia (que nunca he tenido como seguro muchos de ustedes), me he dado cuenta que las cosas no son taaaannnn malas como creí­ al principio, y que puedo ayudar más siendo paciente y amable, que esperar cosas que no sé si llegaran, les digo, el dí­a al dí­a es básico!!

Como mama de dos niños, una niña sumamente diferente al resto y un niño diagnosticado con Asperger, puedo decirles que jamás hubiera llegado a ser lo que soy sin ellos.

He aprendido a respirar, a amar sin condiciones, a reírme de mí­ misma, a darme cuenta de que nada ha salido como esperaba y aún así­ todo es perfecto…

… si, aún en esas horas negras en las que lloras y lloras, y volteas al cielo buscando respuestas, aún en esos momentos en que te sientes perdido hay una gran lección que algún día entenderás. Amo quién soy, me caigo bien! Peeero a raíz de ser mama Aspie aprendí­ a sacar lo mejor de mi, a ser más fuerte, a pelear por un lugar para mi hijo en el mundo “normal” y por muchos otros que no tienen voz. Es increíble decirlo pero a pesar de los problemas y retos, el autismo nos ha hecho ser muchísimo mejores seres humanos, a nosotros como familia y a toda la gente que ha rodeado a mi hijo en sus 10 años

¿Qué le dirías hoy a los papás que acaban de recibir la noticia de que su hij@ tiene alguna discapacidad?

Bueno, de entrada que respiren, y bien profundo! No es culpa de nadie, somos muy afectos a buscar razones, culpas, y respuestas, y en la mayoría de los casos no las hay, dejen ese asunto por La Paz porque no van a llegar a ningún lado y es muy desgastante; Esto es de un día a la vez, si nos preocupamos por todos los días que nos quedan por vivir antes siquiera de que pase un mes nos volvemos locos! Ese ha sido un gran consejo que he recibido y quiero compartirlo:

Todo tiene su tiempo, nuestro enfoque es el hoy y el aquí­; Nuestros hijos van a ir avanzando según sus posibilidades y las nuestras, solo tómenlo con calma y traten de informarse y allegarse de las personas correctas.

contacto@mujeresimportantisimas.com