Hoy durante la sobremesa mi hijo de 14 años me dijo algo MUY cierto……… estábamos hablando de que ahora cuando les pido que me acompañen a caminar a la montaña, o al súper, a remar o a andar en bici, la respuesta generalmente es: ¿Me puedo quedar en la casa….?

Y su respuesta me sorprendió, me dijo: ” mamá ahora es otra etapa, antes cuando éramos chiquitos estábamos contigo todo el tiempo, no nos despegábamos de ti, porque muchas veces nos daba miedo……. Pero ahora es diferente, necesitamos nuestro espacio y no vamos a ir contigo a todos lados…… y eso no significa que no te queramos.

Esta frase me hizo recordar en efecto que así fue……. y lo que más me impactó fue cuando me dijo, “es chistoso mamá, por qué cuando éramos chiquitos, decías que estabas cansada y que necesitabas un tiempo para ti, pero nosotros no podíamos separarnos de ti……. y ahora que podemos, que te damos tu espacio, por que ya no nos da miedo separarnos de ti, ahora eres tú quien lo pide, pero estamos en otra etapa…….

Las mamás son muy chistosas…… cuando somos chicos quieren que seamos grandes y cuando ya somos grandes, extrañan cuando éramos chicos.”

Las palabras que me dijo mi hijo me remontaron a su infancia…… yo recuerdo que fue muy cansada para mí esa etapa, y pensaba: ” me voy a pasar toda mi vida entre llantos, pañales, comida fría y sin dormir…..” y hoy me acabo de dar cuenta que añoro esos niñ@s chiquitos que al verme se les iluminaba la cara y me acompañaban a todos lados…..

Para poder disfrutar las etapas por las que van pasando tus hij@s, es muy importante una cosa ACEPTACIÓN, aceptar que hoy es así, pero no va a ser así siempre…… sobretodo cuando se trata de situaciones difíciles y cansadas, como berrinches, el mal dormir, el cansancio físico.

¿Cómo podemos disfrutar los ciclos por los que va pasando nuestro maternaje/paternaje?

Empezando por no tener expectativas, es decir, si mi hijo de dos años está jugando con sus legos y yo llego a decirle que es hora del baño, NO CREARME expectativas de que lo va a hacer sin hacer berrinche y sin llorar…….simplemente pensar: está jugando y le voy a cortar su juego, vamos a ver qué sucede.…… Si hace berrinche y patalea y se enoja, la herramienta que puedes utilizar es repetir en tu mente: ” este momento es así como es y no tendría por qué ser diferente…..” Cuando repetimos esto, estamos practicando la ACEPTACIÓN, y es entonces cuando podemos dejar de luchar, o dejar de querer cambiar las cosas y podemos entonces, si no disfrutarlas al 100%, por lo menos dejamos de pelear y de frustrarnos por querer que nuestra vida o que ese momento sea distinto.

Cuando sientas que quieres que tus hij@s fueran más grandes, o que actuaran de distinta manera, o te gustaría que las cosas fueran diferentes a como son, podrías intentar agradecer que hoy estamos aquí, que hoy podemos acompañarlos en esta etapa, que la vida se va rápido, que somos muy afortunad@s de estar aquí en esta vida.

 

Si necesitas asesoría con respecto a tus hij@s contáctame

yissel@mujeresimportantisimas.com