Ojala haya momentos donde te preguntes ¿Qué estás haciendo?, si vas por el camino correcto,  ¿Dónde estás tú?  Y claro si eres feliz. Ya que todas estas reflexiones son por mucho buenas para ti, claro sin caer en el exceso de siempre estar cuestionando cualquier momento, ya que nos permite parar, reflexionar, seguir e incluso dar un paso para atrás con el fin de buscar lo que realmente nos llena, nos da paz y claro nos da felicidad.

Reflexiona sobre lo que hoy eres y tienes, y no me refiero en la parte económica sino a lo que te rodea como amistad, pareja, familia, etc. No te lleves todo una vida deseando ser otra persona o tener algo diferente ya que el tic tac del reloj avanza y cuando menos te des cuenta todo ese tiempo que se perdió ya no podrás recuperarlo.

Muchas terapias e incluso el coaching se basa en hacer preguntas para que tú misma encuentres las respuestas, respuestas que te permitirán ver de otra manera lo que en ese momento este pasando, a encontrarle soluciones e incluso a replantear lo qué hoy eres y haces. Aquí te dejo algunas reflexiones…

¿Qué me hace feliz? identifica y busca la manera de que seas tú misma la que la genere, no debe estar condicionada a la de alguien más.

¿Qué estoy haciendo por mi cuerpo?, ¿Cómo quiero pasar mi vejez?, nunca es tarde para cambiar hábitos, come mejor, haz ejercicio, medita.

¿Estoy envuelta en relaciones complicadas? Tanto de pareja, amigos y familiar. No gastes tu tiempo donde no seas amada y valorada.

Mírate al espejo, piensa y platícate todas las virtudes que tienes y qué es lo que quieres hacer, por ejemplo: soy una persona muy dedicada, me encanta la repostería, quiero tener más tiempo libre…Es un ejercicio muy lindo que nos hace recordar lo valiosas que somos.

¿Vale la pena no perdonar o no perdonarme?, qué gano con no hacerlo

¿De qué tengo miedo y cómo puedo trabajar en él?

Todas estas preguntas pueden ayudar a ubicar mejor lo que hoy somos y lo que queremos ser, el objetivo de las mismas es que no desperdiciemos tiempo  y que nos ocupemos en sacarle provecho a la vida, incluso con las limitaciones que se puedan tener.

tania@mujeresimportantisimas.com