Cuando nos imaginamos una mujer sin pareja de inmediato viene a nuestra mente el cliché de la mujer con kleenex, en la cama viendo películas románticas, abrazando a sus mascota, esperando a que su ex se arrepienta y la vaya a buscar.

Y si, seguramente muchas de nosotras hacemos lo mismo los primeros días, pero tarde o temprano retomamos nuestras vidas. Aún así, cuando la tristeza pasa y la cotidianeidad se va reinstalando la soltería puede volverse una paliza, sólo si tú la dejas.

Las personas más felices no son las que tienen todo, son las que disfrutan de verdad lo que tienen en su vida, incluyendo su estado civil.

La soltería también se puede disfrutar, y hay algunas cosas que puedes hacer para lograrlo, aquí te las comparto:

No guardes rencores. Seguramente tu última relación no funcionó como esperabas, probablemente llevas soltera mucho más tiempo del que quisieras, alimentar el rencor hacia tu ex o exes o hacia la vida por no mandarte a ese príncipe azul es la manera más fácil para no disfrutar tu soltería. Agradece lo bueno y lo no tan bueno de tus relaciones pasadas y agradece lo que sí tienes en lugar de enfocarte sólo en que no tienes pareja.

No compares tu vida con la de las demás. Si, muchas de tus amigas están en pareja, y ves muchas parejas felices en los restaurantes, es tentador sentir envidia. No tengo que decirte que la envidia no es buena para tu mente. Cuando estos sentimientos aparezcan intenta cambiarlos y deséales a los otros la felicidad que quieres para ti.

Suelta. No andes stalkeando a tu ex, ni a los hombres con los que sales, no te quedes horas esperando un mensaje, ni preguntándote si lo hiciste bien o lo hiciste mal. Suelta el deseo de tener pareja para poder disfrutar lo que tienes en el presente, no dejes que tu vida gire en torno a conseguir pareja. Si estás sola es por que la vida quiso que tuvieras esa experiencia, no la desaproveches con distractores.

Has cosa lindas por ti. Prepárate una rica cenita, un lindo baño caliente con velas, cómprate un buen vino o chocolate, lee un buen libro, escucha la música que te gusta. Has cosas que disfrutes y que te recuerden que eres muy especial.

Se gentil contigo cuando estés a solas. La soledad a veces puede ser muy dura, por que estamos con nuestros pensamientos,  si no puedes tener pensamientos gentiles hacia ti misma cuando estés sola al menos intenta no tener pensamientos agresivos hacia ti.

Di que si. A las cosas lindas que te pone delante la vida, a tus amigas, a los días en pijama, a las fiestas, los viajes, los días felices y los no tan felices, al miedo, al enojo, a la nostalgia. Abraza todo como parte de tu experiencia humana, no pelees con la vida ni quieras cambiarla, disfrútala así, tal como es.

Ten amigos. No sé quien dijo que los hombres y las mujeres no pueden ser solo amigos, yo creo que si, y me consta por que tengo buenos amigos. Por supuesto que la soltería se disfruta mucho con amigas, pero los amigos nos dan cosas que ellas no pueden darnos. No veas a todos los hombres con cara de galán, relaja tu deseo de estar en pareja y déjate sorprender por la amistad masculina, que es un gran regalo.

La soltería no es una maldición ni una condena, es un estado civil que, como todo en esta vida, no es permanente. Así que mientras estás soltera dedícate a disfrutar tu soltería.

Atrévete.

mayda@mujeresimportantisimas.com