¿Alguna vez te has preguntado por tu plan de vida?, ¿Qué respondiste?, que me dices de: ¿Qué quiero ser cuando sea grande?

Honestamente, no recuerdo haber tomado algunos minutos de mi vida para escribir en una hoja mi plan de vida, ni a los 20s, ni a los 30s.

En mi experiencia, considero que no tiene nada de malo no tener un plan de vida, pero puedo asegurarte que estarás incluido en el plan de alguien más. Puede ser de tu pareja, de tu hijo, del vecino, de tu jefe, de tu cliente. Alguien si hizo el plan y serás un personaje necesario en la película de alguien más.

Definitivamente, tienes que detenerte un instante y escribir tu plan. Para eso, es necesario reconocer el camino que has recorrido, tratar de entender como lo lograste y lo más importante, ¿hacían donde quieres ir hoy?, ¿Qué necesitas para llegar allá? Debes considerar todo lo que necesitas para retomar el control de tu vida y convertirte en el protagonista de tu nueva película.

Me parece que llevar la vida sin un plan es como sentarse a recibir regalos. Algunos te gustarán, otros no tanto.

En este momento estoy diseñando mi nueva película. Quiero hacer un cambio de carrera, para eso necesito traducir toda mi experiencia en términos que suenen muy atractivos hacia los requerimientos de esta nueva posición, algo normal cuando quieres hacer un cambio de carrera. Pero esto implica un plan, debo armar una estrategia que me permita atacar todas las preguntas que llegaran en la entrevista. En la vida, aplica la misma metodología.

Entendí que en la vida podemos llevar un control similar, aplicar una estrategia que nos permita avanzar cada día sobre pasos conocidos, tener un norte a donde dirigirnos, saber identificar cuando debemos activar un plan de salida. Son las mínimas entradas que deberíamos plasmar en esa hoja que llevaremos presente, siempre.

¿Qué te parece si comienzas a evaluar lo que necesitas para tu nueva película?, puedes llamarla: El nuevo éxito comienza en 2018.

Johann Romero

contacto@mujeresimportantisimas.com