El tema que les quiero compartir hoy me emociona muchísimo porque me hace recordar a una de las personas que más amé en la vida mi Abue Chela, y hoy les quiero compartir algunas de sus enseñanzas que me dio con gran sabiduría, con su ejemplo y mucho amor…Me encantan por que además no son muy comunes. ¿Listas? Ahí les van…

 

1) Mi adorada nietecita escúchame bien “Gana Más una Gota de Miel que un Litro de Hiel”.

Mi abuelita me enseñó que en esta vida uno gana más cuando tratas bien a las personas a diferencia de tratarlos con dureza y una amarga actitud. Ojo entre estas personas, también está la pareja y tratarlos con una buena actitud y con amor en lugar de tratarlos como si fueras María Felix o con la punta del pie, da mejores resultados.

 Muchas veces pasa que queremos tener la razón y ganar y por otro lado como mujeres muchas tratamos a nuestras parejas como si fuéramos mamás regañonas.

 

Ahora puedo ver que mi abuelita tenía toooda la razón se acuerdan de lo que les he dicho sobre ser responsables de nuestras emociones y no vaciarlas en los demás, bueno pues al hacerlo podemos tener la capacidad de tratar a las personas con una gota de miel y evitamos vaciarles nuestra hiel o estrés emocional porque claro seguro estarás pensando que no es posible tratar bien a alguien si estás enojada y es cierto, así que recuerda siempre que puedas este tip.

 

Pero bueno también me dirás y si no tengo pareja?  Y ahí venia uno de mis consejos favoritos

 

2) Mi adorada nietecita escúchame bien “Los patos solitos bajan al agua”.  Esta frase tiene una sabiduría increíble porque no solo se refiere a las parejas, sin embargo con respecto a las parejas mi Abue se refería al agobio que muchas mujeres hemos sentido por no tener pareja o porque la relación no va como quisiéramos. ¿Les suena familiar? La verdad a mi si me pasó y muchas veces he visto mujeres súper guapas, preparadas, divertidas etcétera que se agobian muchísimo porque no tienen pareja y recientemente la actitud se vuelve peor porque persiguen a los hombres.

Mi abue me decía el agua jamás persigue a los patos, ellos solitos bajan al agua cuando ésta está calmada. Y tiene razón cuando te agobias porque algo no sucede, pareciera que menos sucede.  Cuando el agua esta tranquila no solo los patos bajan solitos a ella sino incluso puedes ver el fondo.

 

3) “El que quiere el tronco, quiere la rama”.  En esto de las parejas también pasa muchas veces que al estar en una relación cambiamos nuestra forma de ser para acoplarnos a la pareja. Seguro también a ustedes les suena. A veces nos alejamos de nuestra familia y en lo personal he observado que para las mujeres es mucho más fácil dejar por ejemplo a nuestros amigos. En mi experiencia eso era algo súper típico que yo observé en las mujeres, no tanto así en los hombres.  Al respecto mi Abue siempre me decía que ella quería a quien fuera mi pareja porque ella me quería a mi, y también aplica de allá para acá, cuántas veces existen problemas porque la pareja no acepta a la familia y es algo que también sucede entre amigos.  Si alguien te quiere, pues debe ser de aquí para allá y de allá para acá, las personas si venimos con paquetes y no solo somos nosotros sino las personas que nos rodean.

 

Estas son solo algunas de las frases que recuerdo más de ella, Mi Abue, una de las personas que me transmitió su experiencia personal con gran sabiduría.  Pronto les contaré más de sus enseñanza. Continuará….

 

Mientras tanto cuéntenme, me encantaría leerlas, a ustedes quién les transmitió enseñanzas con sabiduría y amor. Por favor comparte con nosotras cuáles son.

 

Un abrazote con amor

Bere Corral

 contacto@mujeresimportantisimas.com