Estar en balance o equilibrio es el estado ideal al que aspiramos muchas Mujeres Importantísimas porque estamos conscientes de que de ello depende no sólo nuestro bienestar sino también el de las personas que nos rodean.

Encontrar el balance puede ser complicado debido a nuestros numerosos roles y al ritmo de vida que cada vez se presenta más demandante.

El primer paso para recuperar el balance es darte cuenta de que lo has perdido. Hay algunas señales que te van a permitir notarlo cuando suceda:

1.- Reaccionas de manera exagerada ante las cosas que suceden en tu entorno. Las cosas que normalmente no te molestan se vuelven un gran tema, estás mucho más emocional que lo “normal”. Lo que sucede a tu alrededor te afecta con más facilidad.

2.- Tener síntomas físicos que no tienen una causa médica clara. Agotamiento, cansancio excesivo, dolores que van cambiando. No pareces sanar, estás achacosa. No ignores cualquier síntoma físico, si bien estos pueden ser reflejo de un desbalance es importantísimo que acudas a tu chequeo médico.

3.– Empiezas a atraer a personas que no son las más adecuadas para tu crecimiento, pueden ser amistades o personas del trabajo.

4.- Te cuesta trabajo poner límites y sostenerlos.

5.- Tus niveles de estrés y ansiedad son cada vez más altos y con ello aumentan sus síntomas como insomnio, falta o exceso de apetito, intolerancia, etc.

Si reconoces estos síntomas es momento de bajar el ritmo y revisar qué es lo que está pasando realmente dentro de ti. Puedes pensar que lo que sucede en el exterior te tiene fuera de balance, raramente es así.

Tu balance proviene de tu interior y es algo en lo cual debes trabajar cada día haciendo pequeñas cosas para ti.

Ponerte de nuevo en el número uno de tu lista de prioridades va a ayudar a que reestablezcas tu balance, hacerte cargo de tus necesidades primero no es egoísta, es responsable. Revisa cómo te sientes en cada una de las siguientes dimensiones:

1.       Física

2.       Mental

3.       Emocional

4.       Espiritual

5.       Social

6.       Financiera

7.       Familiar

8.       Laboral

Cuando una de ellas está fuera de balance el resto se desequilibra también, escribe en una hoja cuales son tus necesidades para cada dimensión, cuánto tiempo dedicas a cada una de ellas y cuáles requieren más atención de tu parte y has un plan para recuperar el balance. Si necesitas ayuda escríbeme.

mayda@mujeresimportantísimas.com

Atrévete!