¡Estamos felices por que llevábamos mucho tiempo esperando esta entrevista! A mí me caen muy bien las mujeres que se atreven y mientras más se atreven mejor me caen. ¡Nuestra invitada de hoy es mi hit!

En esta época estamos muy habituados a ver mujeres trabajando, ya no nos sorprende ver doctoras, ingenieras, contadoras etc. Aún existen ciertas profesiones que por su naturaleza son más masculinas que femeninas, por ejemplo manejar un tráiler.

¡Imagínate estar lejos de tu casa y de tus hijos por largos periodos mientras operas maquinaria súper pesada!

Eso es lo que hace Clara Fragoso, nuestra invitada de hoy a la cual le agradecemos su ejemplo, pero sobre todo que nos recuerda entrar a los espacios predominantemente masculinos con mucho respeto.

Sólo una gran mujer puede honrar la grandeza de los demás.

 

Ser trailero es comúnmente una actividad que pensamos que es para hombres. ¿Cómo es ser trailera?

Es difícil, es un gremio que se cree que es exclusivo para hombres. Pero es tan normal ser trailera como ser trailero. Ambos desarrollamos las mismas capacidades y los mismos talentos. Las creencias sociales son las que nos hacen pensar que los trabajos rudos son solo para hombres. Esas creencias han mantenido limitadas a las mujeres.

¿Qué es lo más estresante que has vivido como trailera?

Estar lejos de mi casa y de mis hijos cuando están en una situación complicada. Eso causa mucha impotencia. No poder estar cerca en ese momento, pues no puedo dejar el tráiler abandonado para ir a verlos.

¿Qué es lo más padre de manejar un tráiler?

Lo más padre de manejar un tráiler es: ¡Poder manejar un tráiler! Es una sensación de empoderamiento. Es poder decir: lo logré, lo estoy haciendo, si puedo. Es un reto personal. Es poder demostrarle a muchas personas que te dijeron que no se podía que sí podías. Por eso hay que hacerlo, y hacerlo bien.

¿Cómo decidiste ser trailera?

Por necesidad. Teniendo cuatro hijos y sin tener nada que darles de comer. Encontré este oficio y me dije: yo tengo que manejar un tráiler para tener medios económicos suficientes que me permitan sacar adelante a mi familia.

¿Cómo equilibras tu trabajo y tu familia?

Trato de estar el mayor tiempo posible. Paso 7 días fuera y uno en casa. Es complicado. Yo busco que me regresen a mi ciudad y llegar en el menor tiempo posible, para estar con ellos más tiempo. Les dedico todo el tiempo que puedo y los educo con el ejemplo.

¿Cuál es el consejo más lindo que te han dado?

¡Hijole! ¡Muchos! En muchas ocasiones quise dejar mi trabajo, estuve a punto de rajarme. Decía: ya quiero regresarme a mi casa, con mis hijos, no sé qué hago aquí de trailera. Entonces alguien me dijo que si iba a dejar esto a medias por estar con mis hijos, que precisamente pensara en mis hijos, ya que yo estaba ahí por ellos y este era solo el medio para sacarlos adelante.

¿Qué le dirías a una mujer que quiere abrirse camino en una profesión mayormente de hombres?

Si lo tienen como objetivo o sueño: ¡Háganlo! No se queden en el camino, sí se puede. Los límites están sólo en nuestra mente, en las creencias de la sociedad que nos dice que la mujer sólo sirve para estar de ama de casa. También es muy digno salir y buscar un trabajo que se cree que es sólo para hombres. El beneficio va a ser para ellas mismas. Que piensen en todo lo que recibirán como pago. Al principio se enfrentarán a muchas limitantes, por el simple hecho de ser mujeres, pero sin duda lo lograrán. Así como aprendieron a cocinar pueden aprender a usar una pala o máquina. Es solo cuestión de tener paciencia y perseverancia.

¿Qué es lo más padre de trabajar con traileros?

¡Se aprenden un montón de cosas de ellos! ¡Parecen hombres rudos, enojones y feos! Jajajajaja, eso aparentan, o eso nos han hecho creer. Son unos hombresotes, pero tienen corazón de pollo, al final son seres humanos. Son hombres muy sensibles. Están  lejos de su casa y su familia pero son seres de gran corazón.

De ellos he aprendido el apoyo, la ayuda, el estar ahí siempre para quien lo necesite y sobre todo la responsabilidad hacia el trabajo y la familia. Al final he aprendido a respetar a los hombres.

¿Cómo es un día en tu vida?

Manejando, parando a comer, parar a dormir, después seguir manejando, manejando y manejando…

Y cuando no manejo duermo, duermo y duermo. Pero todos los días son distintos, puedo manejar dos días y dormir todo el tercero. Mi día normal es manejando.

¿Cómo balanceas tu profesión y tu feminidad?

Hago lo mismo que haría si estuviera en mi casa, Uso la ropa y los colores que me gustan desde niña, el aseo como de costumbre. Soy de hábitos que tengo desde siempre. Arriba del tráiler lo hago igual, me peino, me maquillo etc. Si no fuera trailera no sería más femenina. ¡Sería más sexy!

 

Síguela en Facebook. ¡Su fan page está increíble! https://www.facebook.com/LuzDeLunaClaraElizabeth/

Fotografías Instagram: es_elnirvana

contacto@mujeresimportantisimas.com